Los alumnos y alumnas de 1º de Bachillerato de Cultura Científica han hecho un estudio de la concentración de CO2 presente en nuestras aulas como medida indirecta para mantener a raya los contagios de coronavirus. Han hecho mediciones de CO2 en cada una de sus aulas y han calculado cuántas puertas y ventanas tenemos que tener abiertas para que haya una ventilación adecuada y por tanto una concentración de CO2 óptima. Con ello, el objetivo es dificultar la transmisión del coronavirus en el caso de que estuviera presente en nuestras aulas. Te animamos a ver el vídeo en el que nos muestran sus conclusiones. ¡Buen trabajo!